viernes, 26 de septiembre de 2008

Crítica "Revista Siamesa"

Hay obras de teatro con el poder de llevarnos de la mano hacia rincones escondidos dentro de nosotros mismos. Cuando esto sucede, el tiempo se vuelve un camino y los textos una melodía de lo que ha quedado adentro. En Mísil Children hay tres hermanas (Salomé Boustani, Julieta Halac y Gisela Vlatko) que disparan imágenes dentro del vacío que les ha dejado la pérdida. Las luces en escena se prenden y apagan como fogonazos de un pasado irrecuperable, y a la vez tan presente.

Vamos a ver de nuevo Mísil, cuando el dolor del amor perdido nos llame, cuando la compañía de un hermano en la habitación a oscuras se nos haga recuerdo y cuando escuchemos el desgarro, incluso desde la imposibilidad de transmisión que ciertas experiencias generan. Vamos a vivir Mísil, cada vez que se disparen dentro nuestro, las luces de fuegos de artificio que otros han lanzado sobre nuestro corazón.

J.R.
[link]

0 comentarios: